DE EN FR IT NL
Sábado 23 de agosto 2014
La Eucaristía, paso a paso 2 PDF Imprimir Correo electrónico
Eucaristía - Formación Eucarística
Escrito por Nungo   

La celebración de la Eucaristía.

El Concilio dijo algo muy importante respecto a la celebración de la Misa y que lo tenemos que tener siempre muy presente. Este es el texto:

No se puede construir ninguna comunidad cristina si no tiene como raíz y quicio la celebración de la Eucaristía; por ella debe de comenzar toda la formación cristiana’
(Presbyterorum Ordinis, n. 6).

Todos sabemos lo que es una raíz, pero no todos saben lo que es el ‘quicio’. En las puertas giratorias (vemos todavía algunas en las entradas a los Bancos…) la puerta se apoya en un agujero: es el quicio. Si el eje de la puerta no está dentro del agujero, la puerta no puede girar. De ahí la expresión en castellano: ‘no me saques de quicio’.

Esta frase del Vaticano II es sumamente importante para entrar en el significado profundo que tiene la Eucaristía. Esta frase nos dice que dentro de la Celebración se viven muchos momentos importantes y fundamentales que nos enseñan a ser cristianos.

El Cardenal Martín, que fue arzobispo de Milán durante muchos años, jesuita, profesor de Biblia en el Instituto Biblico de Roma, gran erudito y excelente pastor, hablando de la Misa dice: La celebración de la Eucaristía tiene que ser el ‘molde’ de nuestra vida.  ¿Qué quiere decir esto?
Que lo que vivimos dentro de la Misa lo tenemos que vivir fuera de ella, en la vida. Quiero ponerte algunos ejemplos:

Si en la Misa es importante la unión entre los participantes, lo mismo tiene que suceder en la vida.
Si durante la Misa es importante el perdón, lo mismo tiene que suceder fuera de la iglesia.
Si en la Misa es importante la Palabra de Dios, lo mismo tiene que pasar fuera de ella.
Y así podríamos seguir con un largo etcétera que lo descubrirás a través de estas anotaciones de la Eucaristía ‘paso a paso’.

Un autor francés, por nombre Henry Denis, en su librito sobre la Misa que lleva como título: ‘Para celebrar la Eucaristía’ dice entre otras cosas: “La idea central de este librito es muy sencilla: mostrar cómo la mejor manera de comprender lo que es la Eucaristía es viviendo en la vida los valores humanos y cristianos que vivimos durante la celebración, ya que la Misa no es lo que se dice en ella, sino lo que en ella se hace”.

Vamos a intentarlo.

En la Misa hay cuatro momentos distintos entre sí. Cada momento tiene su peculiaridad propia.

El primer momento es el rito de entrada: desde cuando comienza la Misa hasta cuando llega el momento de proclamar la Palabra.

El segundo momento es todo lo relacionado con la Palabra de Dios, lo que se hace desde el ambón: las lecturas, el salmo, el santo Evangelio y lo que se hace fuera del ambón: la homilía, la proclamación de la fe (el Credo) y la oración de los fieles.

El tercer momento Es lo que llamamos ‘liturgia eucarística’, lo que el sacerdote hace en el altar ( ha abandonado la sede y el ambón y va al altar).Este tercer momento consta de tres partes: la presentación de los dones (que antes se llamaba ‘Ofertorio’), la plegaria eucarística (que dura desde el prefacio hasta el Padre nuestro) y el rito de la comunión (desde el Padre nuestro hasta después de la comunión).

El cuarto momento es el rito del envío, la despedida. Se trata de la última oración, la bendición de la Santísima Trinidad y la despedida, en la que el sacerdote quiere decirnos que todo lo que hemos vivido en la Misa tenemos que vivirlo fuera de la iglesia, en casa, en la calle, en el trabajo.

Estos cuatro momentos están basados en las actitudes humanas que vivimos en la sociedad.
Cuando unos amigos nos invitan a comer en su casa, ¿qué sucede?

1. Llegamos y nos saludamos.
2. Charlamos un rato.
3. Pasamos al comedor.
4. Terminada la comida nos despedimos.

Algo similar sucede en la celebración de la Eucaristía: Lo podemos decir  con 5 verbos:
 
1. ‘Venid’ (se forma la comunidad donde se va a celebrar la Eucaristía);
2. ‘Escuchad’ (se celebra la Palabra);
3. ‘Dad gracias’ (es la oración principal de la Eucaristía)
4. ‘Tomad y comed, tomad y bebed’ (Jesús Resucitado se hace presente)
5. ‘Podéis marcharos’ (partimos a la misión).

El mismo Jesús, una vez resucitado, hizo vivir estos cuatro momentos a los dos discípulos de Emaús. La Iglesia ha querido tener como telón de fondo para la Misa la escena de Emaús en sus distintos momentos:

Primer momento: los dos discípulos en crisis (la primera parte de la Misa, en la que pedimos perdón por nuestros pecados).
Segundo momento: el momento de la Palabra (Jesús les explica las Escrituras)
Tercer momento: la Mesa. Jesús es reconocido al partir el pan.
Cuarto momento: una vez descubierto a Jesús Resucitado, regresan al Cenáculo para ser enviados en misión

La Misa.

Después de todo lo dicho, nos preguntamos ¿Qué supone para la Iglesia celebrar la Eucaristía, qué nos exige, cómo debemos participar en ella, cómo nos tiene que alimentar? Porque a uno que participa como debe en la celebración de la Eucaristía se le reconoce fuera de la iglesia, en la vida.

Ante todo tenemos que saber que la manera de celebrar la Eucaristía tal como lo hacemos hoy comenzó en 1969. Los Padres Conciliares del Vaticano II habían pedido se reformaran muchos puntos de la celebración eucarística. El primer documento que se publicó en el Concilio fue el documento sobre la Liturgia, que lleva como nombre ‘Sacrosantum Concilium’ y lleva las sigas SC. Los mayores recuerdan que antes la Misa se celebraba en latín, el sacerdote mientras celebraba no mirando hacia el pueblo, sino mirando hacia delante. Le contestaba no el pueblo, sino un monaguillo. Durante la misa el coro, allí donde lo había, cantaba cantos; el pueblo escuchaba. Por eso la iglesia era más ‘auditorio’ que ‘oratorio’. Así se vivió durante muchos años. Como la misa era en latín, el pueblo llano no entendía nada.

El Concilio pidió una reforma total y así se hizo. El Papa de esta reforma fue Pablo VI. El 3 de abril de 1969 publicó el documento de la reforma. El Concilio insistió en que lo más importante que tenemos es la Eucaristía y que su celebración tiene que ser un rito.

¿Qué es un ‘rito’?

Esto que, a primera vista parece difícil, lo vamos a entender muy bien con algunos sencillos ejemplos.

•   Vamos al rito de las 12 uvas el 31 de diciembre y comienzo del 1 de enero, año nuevo. Todos comienzan a tomar las 12 uvas en el mismo momento. No las tomamos a las 11,30 o a las 12,10. Tiene que ser a las 12 en punto, mientras suenan las campanas de la Puerta del Sol de Madrid. Es un rito y no se puede cambiar, tiene que ser en ese momento, tal como está establecido.

•   Otro rito social: La hija cumple 15 años y en la comida de ese día, al final, se presenta una tarta con 15 velitas, que las tiene que apagar la homenajeada. Es un rito. No se ponen 20 velas, ni las apaga la abuela, sino ella.

•   Otro rito: cuando un ciclista ganar el Tour de Francia. El último día, al recibir la medalla de ganador absoluto, sube al podium, vestido de ciclista, se iza la bandera de su país, se oye la música del himno nacional. Es un rito. A ninguno de lso presentes se le ocurrirá en ese momento beber en público una coca-cola o comer cacahuetes. Es un rito, que exige seriedad.

Y así podríamos enumerar muchos ritos, como la botadura de un barco, la hoguera en la noche de san Juan, etc.,etc.

Con estos ejemplos, caes en la cuenta de que un rito es
•  algo organizado y programado,
•  algo que se repite siempre de la misma manera,
•  algo que tiene un cierto carácter sagrado,
•  algo social, concreto y visible,
•  algo que hemos recibido de la tradición y 
•  algo simbólico, es decir, que tiene un sentido especial.

Voy a darte un ejemplo de esto último (algo simbólico): si tomo un papel blanco, una cuartilla
A 4,  y la rompo, no pasa nada. Pero si en ese papel está pintada la bandera de tu país y alguien la rompe, entonces sí pasa algo, porque ese papel con la bandera es símbolo de una nación y la persona que ha roto ese papel-bandera ha hecho un gesto con el que ofende a la nación en cuestión.

Con los ejemplos sencillos contados arriba y con la explicación de lo que es un ‘rito’ entenderemos mejor lo que LA MISA ES UN RITO.

La Misa (hoy habría que llamar ‘celebración de la Eucaristía’, pero escribo ‘Misa’ por brevedad y porque todavía es lo que más se oye en el lenguaje corriente) es un rito porque tiene un contenido bien preciso y una normas para su desarrollo, normas que hay que respetarlas. Uno no puede hacer en la Misa lo que se le antoja. Aunque es cierto que en la Misa de Pablo VI (del Vaticano II) se permiten introducir más cosas que en el misal anterior, pero  esto solamente cuando se sepa lo que se está haciendo, con todo hay que tener presente que es un ‘rito’ cuyas normas hay que cumplir.

Con esta amplia introducción, vamos a la iglesia a participar en la Misa. Éste será el quinto paso.

 

Avisos

Puedes encontrar las ponencias y las grabacionnes de la Sesión para la Formación Permanente de Malmantile 2012, pinchando sobre Descargar Files en el MENU PRINCIPAL. In Alto-Izquierda de esta página. Introducir como User y Password la palabra comunicada durante la Conferencia.

Login



Conectados

Tenemos 23 invitados conectado